El acero inoxidable es el nombre que se le da comúnmente a todos los grados de acero que contienen por lo menos 10.5% de cromo. Algunos tipos de acero inoxidable contienen además varios elementos aleantes, tales como níquel y molibdeno.

Al contener por lo menos el 10% de cromo, se crea una afinidad con el oxígeno formando, una capa pasivadora que evitará la corrosión del hierro, obteniendo así el nombre de acero inoxidable.

Los aceros inoxidables son divididos en 3 grandes familias principales:

  • Ferríticos:

En su composición se encuentra la ferrita, que ayuda  a la resistencia a la corrosión, su soldabilidad es buena y tienen excelente conducción, puesto que son magnéticos, entre las familias de aceros, son las que mejor distribuyen el calor.

  • Austeníticos:

Debido a su composición de níquel, manganeso y nitrógeno, se forma la austenita, que contribuye a su excelente formabilidad haciéndola la familia más popular entre los inoxidables.

Tienen excelente resistencia a la corrosión así como soldabilidad, sin embargo son pobres difusores de calor.

Son usados principalmente en la industria química por su excelente factor de higiene y limpieza.

  • Martensíticos:

Este tipo de aceros son principalmente aleaciones de cromo y carbono.

Tienen un alto contenido de carbono y elevada templabilidad, que empobrece su soldabilidad. Tienen altos niveles de resistencia mecánica y dureza debido a que pueden ser endurecibles por tratamiento térmico.

DSC05190.JPG

Anuncios